Rock And Ball

Icono

-La música es nuestro mejor deporte-

LO NUEVO DE CIRO: ANTES Y DESPUES


“Antes y después”. Así se llama el primer corte de “Espejos”, el disco que significa el regreso de Andrés Ciro Martínez tras el traumático “impasse” en el que entraron Los Piojos, a mediados de 2009.

Ciro vuelve al mando de Los Persas, la banda que eligió para que lo acompañara en esta nueva experiencia musical. El disco, esperado por todos los piojosos y curiosos, estará en las bateas el 20 de julio, es decir, en menos de una semana.

El corte difusión en sí, hace inevitable el recuerdo de la entrañable banda de El Palomar. La voz de Ciro, por si sola, hace mover los recuerdos y las fibras pensando en aquellos “rituales”. Además, en los cinco minutos y moneditas que dura el tema, se desprende el aroma piojoso.

El desafío que tendrá Ciro será reinventarse tratando de que Los Persas no sean una secuela de Los Piojos. Por lo visto en este primer track le costará mucho, claro que todavía queda todo un disco por escuchar. Lo único seguro es que la inconfudible voz de Ciro y sus modismos arriba del escenario permanecerán atado a Los Piojos por los siglos de los siglos. Habrá que ver como sobrellevan Los Persas esa constante comparación.

Prometer promete mucho, veremos si concreta.
Acá les dejamos para que escuchen “Antes y Después”

Anuncios

Archivado en: Sin categoría, , , , ,

DIVIDIDOS MUDO EL NORTE A LA CALLE CORRIENTES

Asombroso.

Ese es el calificativo que mejor describe el show que brindó Divididos en el mítico Luna Park para presentar en Buenos Aires Amapola del ’66, su último disco de estudio.

La banda de Ricardo Mollo, Diego Arnedo y Catriel Ciavarella demostró que la elección de Tilcara para la presentación no fue casualidad. Es más, intentaron mudar al Norte a Corrientes y Bouchard y lo lograron. Casi una decena de folcloristas en escena le dieron un toque distinto al show de la Aplanadora.

A las 22 horas, aproximadamente, Divididos subió a escena en un colmado Luna Park. Catriel empezó a darle a la batería como el sabe y una versión tremenda de El Arriero inauguró una noche distinta por lo que iba a venir.

Divididos, en las presentaciones de sus discos, suele hacer la lista en base al nuevo trabajo y completa con otros temas. Está vez no fue la excepción y quedó una certeza: Amapola, en vivo, suena de puta madre.

Después del recordado tema que compuso Atahualpa Yupanqui llegaron, sin respiro y seguidos Hombre en U, Buscando un Ángel, Mantecoso y Muerto a laburar, los cuatro primeros temas del disco, en orden. Un detalle: Mollo uso cuatro guitarras en los primeros cuatro temas, demostrando que el asistente de Ricardo debe ser de los más laburadores en el rock nacional, al menos de los que más se ve en escena, seguro.

Después sí el juego se abrió un poco con una versión intimista de Vientito del Tucumán, que significó el primer viaje al Norte de la noche, pero no el último. Pegado llegó la simple pero bella Par Mil, con Ricardo sentado frente a la multitud. Después el rumbo al Norte siguió, fijo y sin descanso.

Cómo introducción de la catarata de Invitados, la bagualera Micaela Chauque ingresó en escena para acompañar a Diego Arnedo en la sentida Avanzando retroceden, que se vivió en un clima de silencio y generó el primer “ole, ole,ole, Diego, diego” de la noche.

Micaela permaneció en escena y se sumaron Sandra Farías, Juan Saavedra, un músico rosarino llamado Facundo (“Qué pendejo de mierda” lo recibió Mollo) y el genial Peteco Carabajal munido de un violín para hacer La Flor Azul que fue festejada por el público al ritmo de la chacarera. Inmediatamente después llegó una versión rock-folcloria de Qué ves, que incluyó la danza aportada por Saavedra y Farías.

El set de folclore o semi folclore siguió con Guanuqueando, que fue interpretado por Los Amigos de Vilca, comandados por José Chato González, quien bromeó con el líder de Divididos. La banda que se formó luego del fallecimiento de Ricardo Vilca, autor del bellísimo tema. La conmovedora versión fue seguida con atención por el lugar, que disfrutaba del show de altísimo nivel en escena, sin necesidad que la Aplanadora apareciera todavía.

Boyar Nocturno, Senderos
y Jujuy comenzaron a introducir las guitarras eléctricas en la noche, luego del set de folclore, en el que brillaron los bombos, las bagualas y los ponchos. Eso fue seguido de una canción o más bien un desahogo que realizo Rubén Patagonia, que fue sumamente aplaudido por el público. Allí Mollo aprovechó para defender a los pueblos originarios, al exclamar: “500, 520 años, hasta los diez mil años de la cultura de los pueblos originarios. Me parece que algunos deberían replantearse las cosas”, en clara alusión al festejo del Bicentenario Argentino, dejando de lado esos años de cultura.

Luego llegó Cristofolo Cacarnú, también muy coreada y festejada. Para después dar paso al primer gran Climax de la noche, que llegó con Ricardo Fortunato y su erke para interpretar una versión de Mañana en el Abasto que mezcló aquella música de Luca y los ritmos del Norte del país, incluyendo una serie de coplas cantadas por Micaela Chauque. Con ese tema, que dejó todo bien al palo, se cerró el set rock-folclore. Luego llegó Todos, dedicado a los chicos que murieron en la tragedia del Colegio Ecos

Ahora sí, la Aplanadora estaba lista para entrar en escena. Sucio y desprolijo fue el homenaje a Pappo que abrió el set. “A partir de ahora, vamos con un poco de rock, que no viene mal”, dijo Arnedo y se ganó la ovación del público.

“No pudimos traer al perro, quería limusina, no quiso venir con el paseador, pero bueno”, con esa introducción Mollo comenzó a desgranar Perro Funk, que hizo explotar al Luna Park que después sucumbió ante la terrible seguidilla de Rasputín, El 38 y Ala Delta.

Después Ricardo habló de una película que vio en su adolescencia “Woodstock” y explicó que siempre había tenido ganas de tocar “With a little help from my friends” de Los Beatles. “Bueno, este es el momento”, dijo dando paso a Ciro Fogliatta que se hizo cargo del órgano Hammond y al trío de mujeres que pusieron la voz en el tema: Claudia Puyó, Fabiana Cantilo y Isabel de Sebastian. La versión fue larga y power, y puso de manifiesto que Divididos puede moverse por los estilos sin perder la esencia.

Luego empezaron a sonar los acordes de Amapola del ‘66. “Todo está vivo a pesar del dolor…”, dijo Mollo y el público completó con un “Si me sonreís”. Y así comenzó a sonar el tema que da nombre al disco, antes de que llegue el último verso, Ricardo le dedicó el tema a Gustavo Cerati y pidió al público presente: “Por favor, manden todos un pensamiento de sanación para Gustavo que se tiene que recuperar, por favor”.
Al terminar el tema Mollo saludó e hizo el gesto de “nos vamos” el “Nooo” contundente hizo que los músicos volvieran a tomar posición. Aún fuera de su batería, Catriel Ciavarella comenzó a desgranar la intro de Nextweek de Sumo, que fue el tema que coronó una noche que demostró la vigencia y la madurez que alcanzó Divididos, que en una misma noche se dio el lujo de traer al folclore al Luna Park y de renovar la chapa de Aplanadora del rocanrol. 

Archivado en: Sin categoría, , , ,

ROBERT JOHNSON, TOCADO POR EL TRIDENTE

La figura de Johnson es, sin duda alguna, de las más míticas que ha dejado el siglo XX. Pocas personas, tal vez ninguna aparte de él, han tenido una influencia tan grande en la música popular de la pasada centuria. Y no sólo se limita su influencia a la música; llega aún mas lejos, abarcando lo que rodea al blues y al rock. Ese halo de pactos con el demonio a cambio de almas, de vidas sin ataduras de ningún tipo, de muertes prematuras y leyendas tan improbables como atractivas.

Robert Leroy Johnson nació en Hazlehurst, Missisippi, el 8 de mayo de 1911. Proveniente de un hogar muy pobre, de un padre biológico desconocido para él y de un terreno donde surgió una de las corrientes musicales mas identificables del mundo: el Delta Blues.
Interesado en la música desde muy joven, Johnson aprendió en forma autodidacta a tocar el arpa y la armónica. Al poco tiempo ató unas cuerdas de guitarra a una columna de madera de su casa y empezó a aprender la técnica de slide, a falta de guitarra. Al entrar en la adolescencia y no tener ningún otro interés aparente, Johnson se lanzó a la ruta, a los clubes y al Blues. Empezó a generar su propio estilo a base de aprehender los estilos de los grandes bluesmen de su época: Charley Patton y Lonnie Johnson. Robert copió ambos, el primero muy visceral y vocal, ya que Patton tiene una voz realmente inconfundible; el segundo más elaborado, sobre todo porque Lonnie Johnson era un gran guitarrista, de los mas dotados tecnicamente en el mundo del Blues de cualquier época. Johnson se adjudicó parentezcos inexistentes con su homónimo en más de una ocasión, hasta declaró ser el mismo Lonnie Johnson; tal era su admiración por él.

En esta época, Johnson experimentó algo de la vida de vagabundo, paradigma del Blues de antaño. Este tipo de vida indicaba que el Bluesman debía vagar, vivir con lo puesto y a pie, colarse en trenes, dormir a la intemperie y tantas otras peripecias. Una suerte de Cowboy del delta, que en vez de tener un caballo, tenia una guitarra. Pero no iba a durar mucho tiempo, hacia fines de 1928 Johnson contrae matrimonio con Virginia Travis y se establece en una pequeña granja. No deja de hacer eventuales viajes para tocar y así aumentar los pocos ingresos que generaba la granja, con el infortunio de que en uno de esos viajes, su mujer, mientras daba a luz, fallece junto con su hijo. Esta tragedia cambia la vida de Johnson. Este punto de quiebre resultó en Johnson abocándose por completo a la creación de Blues. Es en esta época, a principios de 1930, cuando conoce a Son House, fueron él y Willie Brown, de quienes Johnson aprendió mucho más sobre el arte de hacer y vivir el Blues.

Son House recordaba a Johnson como un músico no demasiado digno de atención por esos días, no era un gran guitarrista, al punto de que el público de más de un club gritaba para que le sacaran la guitarra. ¿Será cierto que entre estos días y 1938, cuando grabó sus canciones, que Johnson le vendió su alma al diablo en aquella perdida encrucijada de Missisippi? Johnson dedicó más de una canción a su relación con el diablo. Era un tiempo en el que la gente relacionaba todo lo que fuera Blues con la oscuridad, con lo prohibido y lo pecaminoso. Pero el hecho de que Johnson le haya vendido su alma al diablo a cambio de talento viene de la mano de su rápido aprendizaje del instrumento y de la historia que reza que Johnson fue a una encrucijada, y, a las 12 de la noche, un hombre negro le afinó la guitarra y le enseñó el Blues.

Sin duda esta historia es poco más que cuestionable, pero Johnson era un hombre muy particular. Su forma de ser y su talento realmente notable alimentaban este mito. Por un lado, Johnson era un hombre misterioso, al punto de dejar lugares sin que la gente se enterara que se había ido. Sólo han quedado dos fotografías suyas y un puñado de grabaciones. De su muerte no hay nada conclusivo, ni siquiera se sabe con seguridad dónde han sido enterrados sus restos. Algunas historias dicen que lo envenenaron, otras, que lo mataron de un balazo, o, acorde con el mito, que el diablo volvió para reclamar lo que era suyo. Por el otro lado, Johnson era un hombre realmente dotado. Historias cuentan que podía estar en una reunión conversando, sin prestar atención a la música que sonara de fondo; sin embargo, al día siguiente podía sorprender tocando, nota por nota, canciones que habían sonado el día anterior mientras él conversaba y se divertía con sus amigos. Y a cualquiera que dude de su talento le recomiendo que escuche cualquiera de sus canciones, prueba suficiente de la calidad y la originalidad del Blues de Johnson.

Como cualquier mito, Robert Johnson nace realmente al momento de su muerte. Es definitivamente lamentable la pérdida de un talento tan grande, sobre todo si el mismo muere el día antes de presentarse en el Carneghie Hall. Pero si Johnson no hubiera muerto, tal vez su impacto no hubiese sido el mismo. La combinación del misterio de su vida, de las circunstancias en las que murió y la calidad y originalidad de sus 29 canciones decantó en un efecto bola de nieve que transformó a Johnson en un hombre de impresionante influencia en el mundo del Blues y del Rock.

La influencia directa de Johnson no tiene par en los inicios del rock. Grandes bandas que han creado estilos que perduraron por 50 años han tocado temas de Johnson directamente. Grupos como Cream, Rolling Stones, Bob Dylan, Eric Clapton, Red Hot Chilli Peppers, Led Zeppelin, Beck, Fleetwood Mac, John Mayal, Status Quo, Muddy Waters, Grateful Dead, Johnny Winters y otros artistas; sin embargo, una de las cosas mas interesantes es que, si el día de hoy, uno pregunta a algún transeunte quién fue Robert Johnson, muy pocos sabrían qué responder.

Se suele hablar de influencias cuando hay estilos que pueden ser comparables, hasta imitaciones o citas parciales en determinadas canciones originales creadas, pero cuando un artista toca un tema de otro, realmente esta dando señal de admiración y respeto. Johnson es un artista con muy poca obra, sus grabaciones entran en un disco doble, que ha ganado un Grammy y ha sido platino; pero esta obra aparentemente chica ha generado un impacto realmente inmesurable. Y no sólo musicalmente se le puede atribuir influencia. La imagen de músico endiablado, misterioso, inspirado, se podría utilizar para calificar a varios de los más grandes del Blues y el Rock. Y tal vez la leyenda es cierta y son varios los que pactaron con el demonio. Robert Johnson, Jim Morrison, Janis Joplin, Brian Johnson, Kurt Cobain y Jimi Hendrix tienen algo en común: todos han sido determinantes e influyentes, y todos han muerto a los 27 años de edad. Tal vez sea una mera casualidad, tal vez no.

Hecho por Fernando Covello para Rock and Ball.

Compartir

Archivado en: Sin categoría, , , , , , ,

SUERTE: EL NUEVO TEMA DE CALLEJEROS


El grupo Callejeros presentó en su página web un nuevo tema: Suerte, un demo de lo que será en el futuro el próximo disco de la banda del cual todavía no se sabe casi nada pero que se espera salga a las ventas este año.


Este tema será presentado en el show que dará la banda de Patricio Santos Fontanet en Tucumán. Debido a los cambios de formación se presentarán el ya mencionado junto con Juan Alberto Carbone, Christian Torrejón (los tres únicos integrantes originales), Pedi (ex guitarrista de Jóvenes Pordioseros), Luis (baterista de Ojos Locos) y Crispín, quien será el segundo guitarrista.

Letra de Suerte

Cantan las sirenas del mar de Galicia y Portugal
Bajan como estrellas, los misiles sobre Afganistán.
Por la torre 5 la cana no para, te podés sentar a pensar.
Y si por tu barrio la cosa anda muy bien hoy tenés para comer.

Buen dia mi vida, mientras pienso como llegué acá
Una noche me abrazaste, te besé y no dormimos ni sufrimos más.
Habra sido nuestro premio por no salir corriendo, o el castigo por no saber escapar.
Te sigo buscando como enfermo al remedio, como comienzo al final.

La suerte de encontrarte alguna vez y sentir que para casi todo hay solución
Verte y festejar tambien, que aun me queda pureza sin tristezas en mi corazón

Suena Don Osvaldo, lo llevo tatuado atrás del corazón
me cuida la espalda del que quiera gobernarme la razón.
En la buena fortuna más atento que nunca, en la mala de que estás hecho aprenderás.
Si la foto es en la buena, salir todos buscan; en las malas como mucho vos y dos mas

La suerte de encontrarte alguna vez y sentir que para casi todo hay solución
Verte y festejar también que aún me quedan purezas y tristezas en mi corazón.
Suerte de encontrarte alguna vez y sentir que para casi todo hay solución

Verte y festejar tambien que aun me quedan purezas y tristezas en mi corazón.
El trabajo para el pobre en esta parte del mundo, la suerte de nacer y si no robas ni vendes hasta la muerte corres.

Podés descargar el tema haciendo clic ACÁ
O podés escucharlo online desde la web oficial de Callejeros haciendo clic ACÁ

Archivado en: Sin categoría, , , , ,

ESAS COSAS: LA NUEVA BANDA DE MAXI DJERFY


Maximiliano Djerfy, guitarrista, dejó Callejeros en 2008 tras no coincidir en ciertas ideologías con los demás integrantes, entre ellas el tocar o no durante el proceso judicial por la tragedia de Cromañón. A partir de eso retomó otro proyecto: Esas Cosas.

La banda, formada por Pablo Charlon (Batería y piano), Pablo Fontanive (Bajo y coros) y, como ya comentamos, Maximiliano Djerfy (Voz, coros y guitarra) ya ha grabado su primer disco, Siempre. Este trabajo discográfico consta de 20 temas divididos en dos partes y lo podés descargar haciendo clic ACÁ.

Finalmente, el 3 de julio presentará Siempre en Unione e Benevolenza (Calle Teniente General Juan Domingo Perón 1372) a las 21 horas. Las entradas anticipadas pueden ser adquiridas con descuento hasta junio en Locuras a $20.

Setlist de Siempre

CD 1
1. Sentir
2. Es
3. Errores
4. Plata y miedo
5. Al costado
6. 28 de Dic
7. Tan fugaz como eterno
8. Después
9. Muy cerca
10. Lo mejor que pase de nuevo

CD 2
11. Un susurro de tu voz
12. Tu último sueño
13. Desde ahí
14. De algún cuento
15. Jardín
16. Más lejos de los perdones
17. Trae sol
18. Mirando
19. Para estar de pie
20. Siempre

Otros datos

Archivado en: Sin categoría, , ,

¡¡AVISO IMPORTANTE!!

Rock and Ball es un blog que pretende informar, con un estilo desacartonado, sobre los hechos más salientes deportivos y musicales del país y del mundo. Aclaración: dijimos pretende, no que vamos a hacerlo.

Sos el visitante numero…

hit counter

Calendario rockanbolero

diciembre 2017
L M X J V S D
« Jul    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

RSS Más info

Archivos

Colaboran...

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 4 seguidores

Twitter

Vos sos de…

free counters