Rock And Ball

Icono

-La música es nuestro mejor deporte-

TODOS LA TENEMOS ADENTRO

No se trata ni de Toti Passman, ni de Diego Maradona. Con este manejo penoso que la AFA realizó de la salida de Diego, tocándole sus colaboradores, incapaz de decirle que en realidad consideran que su trabajo fue insuficiente o, directamente, usándolo y descartándolo cuando el momento fue más preciso, todos, absolutamente todos, la tenemos adentro. Porque la que sigue penando y desangrándose es la camiseta que todos amamos.

¿Por qué? Por la paparruchada que se quiso vender en la AFA “estamos de luto”, “Es una persona que queremos”, “No lo echamos, simplemente no le renovamos” …

¡Basta, señores de AFA! Basta de hablar de temas periféricos, basta de disfrazar las desilusiones deportivas en desencantos personales. ¡Hasta el masajista le quisieron cambiar a Diego! Un claro mensaje: no te queremos acá, ándate. Aunque digan (dicen y seguirán diciendo) lo contrario.

La supuesta unanimidad del comité –dudo mucho que si quiera se haya discutido- no deja lugar a dudas. En la AFA, más allá de Mancuso, Enrique, Signorini, Villani, Dalto y D’Andrea y Pellegrino, no querían a Diego Maradona. Pero no. La culpa es de Diego que no quiso seguir con condiciones. Grondona sabía muy bien que la manera de rodearle el rancho a Diego era esa, porque pese a lo que diga Juan Román Riquelme, con aquello que Maradona no tiene códigos, lo cierto es que el Diez no toleró que le quisieran “cortar las piernas” a los suyos. Y está bien que así sea.

¿Y Bilardo? A priori, el doctor queda mal parado. Fue el mismo quien dijo “Si se va diego, me voy” Bueno, Diego se fue ¿y él ? Sigue. ¿En qué quedamos? Al final, parece ser que aquellos que decían que la relación entre el DT en México 1986 y su máxima estrella no era la mejor, tenían razón ¿no?

Claro todo parte del absurdo que es el fútbol argentino. Dirigentes se quejaron porque Diego no les pasaba cabida en Pretoria y elevaron quejas. Muchachos, estamos grandes… ¿Qué tan importante es eso a la hora de un campeonato Mundial de fútbol? Se ve que bastante, el cholulismo no pudo ser desarrollado en su máxima expresión.

Cuando la AFA eligió, vaya a saber uno basado en qué, a Diego Maradona como DT de la Selección, compró todo el paquete ¿o alguien llegó a ser tan ingenuo de pensar que Diego iba a cambiar siquiera un ápice de lo que era por calzarse la albiceleste? No, claro que no.

Lo que realmente me preocupa es que después desde la prensa y desde todos aquellos que sacan algún rédito de la Selección y de este bolonqui que se armó, todos se unifican y coinciden en un mensaje: La Selección tiene que ganar todo lo que juegue. ¿En qué contexto le pedimos a la Selección que sea campeona de un Mundial de FÚTBOL si de lo único que no se discute es de FÚTBOL? ¿Con qué respaldo?.

Ahora, parece ser que el buzo y la responsabilidad recaerá en Alejandro Sabella. ¿Insistirá la AFA con imponer nombres en el cuerpo técnico del nuevo Seleccionador? De ser así, que el equipo lo dirija Don Julio, ¿no? Ah, eso sí, no nos olvidemos de decirle a Lionel Messi que es un pecho frío porque no hace goles y de tildar de “fracaso” a una Selección que quedó quinta en un Mundial del que lo único que quedó fueron egos, peleas y viejos rencores. ¿y el fútbol? Bien, gracias.

Mientras se pelean dentro y fuera de la AFA y mientras se habla de cualquier cosa menos de fútbol, las generaciones de futbolistas y los mundiales siguen pasando, sea Maradona el DT o Montoto Flores.

Entonces, los únicos que perdemos somos los argentinos y el fútbol de estas tierras. Por eso me atrevo a decir, como dijo Diego en aquella oportunidad, que todos, absolutamente todos los que amamos a la Selección y lo que soñamos con volver a verla en lo más alto, la tenemos adentro.

Archivado en: Opinión, Selección Argentina, , , , ,

ARGENTINA ELIMINADA: ¿DE QUE NOS QUEJAMOS?

La Selección Argentina abandonó Sudáfrica en medio de una dolorosa y lacerante derrota 4-0 sobre Alemania. El equipo terminara redondeando el quinto lugar de 32 equipos en un Mundial al que llegó, según la visión de los “especialistas” jugando horrible e incluso para algunos, con muchas chances de irse en primera rueda.

Sin embargo, Argentina logró revertir el mal juego de eliminatorias y conseguir, en este Mundial, desarrollar un fútbol ofensivo con un tridente al cual se le caían los goles del bolsillo. Así, a Nigeria se la debió haber goleado como se la goleó a Corea y Grecia debió pasar una suerte similar. Ante México, jugando mal, logró una distancia de 3-0 en apenas 60 minutos de partido.

Pero lo agarró Alemania y evidenció todas las falencias, ocultas detrás de un poderío casi letal, muy por encima del de cualquier Selección, a excepción del equipo de Joachim Löw.

Argentina se encontró en desventaja y Diego mostró lo que se sabía desde Buenos Aires: no había plan B. Toda la prensa lo dijo en Eliminatorias y lo advirtió antes del Mundial, cuando, a fuerza de Tévez , Diego varió ese 4-4-2 que le brindó seguridad en Munich y goles ante Canadá, para pasar a un 4-3-3, fogoneado por la pensa, vertiginoso y vertical al que le faltó, sobre todo, la pausa.

Carlitos le rompió el esquema y lo situó ante un dibujo que puso en evidencia algo que también se palpó antes de que comience a rodar la jabulani: la lista estuvo mal armada. En realidad no mal armada, sino mal balanceada.

En un equipo que se sabía que podía perfectamente jugar con tres delanteros…¿Qué hace Cambiasso afuera? Quizás el Cuchu podría haber aportado la mano de Mascherano necesitaba, sin necesidad de encimarse con el a esta altura quijotesco volante de la Selección. Pero, todo eso se sabía de antemano, ¿Por qué sorprende, indigna y molesta ahora?

Alemania goleó a Argentina 4-0 y dejó al desnudo todas las falencias y las grietas que ya habían insinuado tibiamente los coreanos y un poco más fuerte los mexicanos. La goleada teutona también dejó en evidencia a la prensa de este país.

La misma que, en su gran mayoría, prefirió consultar por “torneos de trucos”, “desafíos de PlayStation” y “porque Tévez dormía solo” a preguntarse y preguntarle al DT, porque sacó a Verón, porque ante Alemania no era mejor volver al 4-4-2, porque no puso alguien que ayudara a Mascherano, porque pese a haber tenido “completamente estudiada” a Alemania nos hicieron un gol a los tres minutos.

Desde acá y desde allá, se eligió resaltar el “clima de campeón” que había en Sudáfrica, el esfuerzo que las 23 fieras le ponían a la cosa, los pósters en la concentración, el picado de los jueves, las cábalas… Nadie se preocupó por cosas tan triviales como la necesidad de un plan B. Al menos no hasta que el diario del lunes así lo indicó. Ojo, no es generalizado, pero la mayoría se comportó así. Y eso también merece una autocrítica similar a la que tendrán que hacer Diego y los suyos.

Sacando el exitismo Argentino que nos embarga a todos, sólo por haber nacido en este suelo, hay que decir que Argentina realizó un aceptable papel en el Mundial. Eso de “Del segundo nadie se acuerda” condena a los nuestros a la “gloria o devoto” dos frases hechas que llevan a la Argentina directo al fracaso, porque lo único que sirve es salir primero. El objetivo era terminar entre los cuatro primeros, se finalizó quinto. El objetivo, obvio, no se cumplió.

Pero nadie puede ahora rasgarse las vestiduras porque a Argentina no le dio la talla para jugar ante la mejor Alemania de los últimos 20 años.

Sobre Lionel Messi también se ha escrito y se escribirá mucho palabrerío. Al menos para mí, Messi fue de lo mejor de Argentina en el Mundial, un Mundial al que llegó jugando muy mal y desilusionando. Brilló ante Nigeria y apuntaló victorias ante Corea y Grecia. Con México participó del primer gol y ante Alemania pidió siempre la pelota pero pagó arrancar tan atrás. El problema con Lío será el mismo en tanto y en cuanto le pidamos que juegue “de Maradona” y no que sea él mismo.

La prensa de este país, el futuro cuerpo técnico (o el mismo, si es que continúa) deberán entender que “dejar la vida”, “jugar con el corazón” y “sentir la camiseta” sirve como complemento y no debe ser la única razón a la hora de ir a buscar una Copa del Mundo. ¿Argentina jugó mal? Mejor que en las eliminatorias. ¿Mereció quedar afuera? Sí, fue ampliamente superado por el rival. ¿Fue justo? Un 4-0 no deja mucho lugar para la justicia.

La copa del Mundo no se gana con el “corazón” se gana metiendo más goles que el rival de turno, aunque no genere “mística”, ni llene páginas de diarios, esa es la fórmula para ganar el Mundial. Lo demás es “mística” y puro cuento.

Archivado en: Sin categoría, , , ,

"UNA TROMPADA DE ALÍ"

La formación que cayó con Alemania.
Así describió Diego Armando Maradona la derrota de la Selección en la Copa del Mundo contra Alemania por 4 a 0, en un partido cuyo resultado fue un poco mentiroso y despidió a Argentina de lo que tanto la ilusionaba y nos ilusionaba.

La defensa alemana estuvo tan poblada como impenetrable, ni hablar de la velocidad y precisión con la que contaron para la contra. Pero lo que realmente mató al equipo fue el primer gol, a dos minutos de comenzado el partido: falta de Otamendi, de muy mal rendimiento, tiro libre desde la izquierda de Schweinsteiger y cabezazo de Muller, que escapó de la marca del jugador de Velez para marcar el 1 a 0.

En adelante la posesión fue compartida, siguiendo los teutones con las llegadas más claras y tapando muy bien a Messi y Tevez. Vale destacar, además, el increíble esfuerzo de Mascherano que, sólo en la marca del mediocampo, se mató en cada pelota contra Podolski y compañía.

Ya en el complemento, los dirigidos por Maradona salieron a ganarlo con dominio de la pelota y varias llegadas, pero sin precisión. Eso, justamente, fue lo que no le faltó a los alemanes, que a los 22′ tras una asistencia de Podolski y definición de Klose solito terminaron de matar a los argentinos.

7′ minutos después llegó el tercero, cuando Schweinsteiger dejó a toda la defensa tirada y le cedió a Friedrich la oportunidad de marcar al frente del arco de Romero. Finalmente, Klose marcó el cuarto tras un contraataque comandado por Özil, cuando la Argentina ya se había dado por vencida hace mucho.

Esto demuestra claramente las falencias argentinas del medio para abajo, que habían sido tapadas con las victorias anteriores e ignoradas, al parecer, por todos. ¿Maradona? Está viendo si se queda o se va, los jugadores quieren que siga en su puesto.

Archivado en: Sin categoría, , ,

ALEMANIA-ARGENTINA: ¿Y USTEDES QUE OPINAN?


A horas del comienzo del choque de cuartos de final Argentina-Alemania, en Ciudad del Cabo. El estadio Green Point será el escenario de uno de los choques más atrayentes de cuartos de final, justo con el que está por empezar entre Brasil-Holanda, en Port Elizabeth.

En ocasión de un partido tan importante, Rock And Ball salió a recoger distintas opiones de los colegas que trabajan en los principales medios y blogs de la Argentina. Pasen y vean…

Javier Saúl (Canchallena.com y ticespor.com): “Por ahora, la Argentina respetó la lógica. Se le ganó a los que se les tenía que ganar y se sufrió, un poco, con los que tenía que sufrir. A partir de eso, se puede pensar que el partido frente a Alemania puede encajar dentro de los que la lógica podría dar como “parejo”. Me motiva recordar el 1 a 0 en Munich, del 3 de marzo. Con jugadores que se repiten en ambos equipos y planteos que seguramente serán muy parecidos.


Alemania se mostró mucho mejor que la versión germana 2006, pero lo bueno es que lo que viene haciendo durante este Mundial es muy similar a lo que hace el equipo de Maradona (te mata con los habilidosos, tiene poder de gol, le convierten poco). Y en lo mínimo puede estar la clave del partido: sacar una diferencia en el juego, en aprovechar las oportunidades, etc.

Argentina busca revancha, mientras Alemania quiere ratificar su buen Mundial. Ojalá que se desesperen como contra Serbia y la alegría quede de nuestro lado”

Diego Borinsky (El Gráfico): “Imagino un partido muy parejo. Son dos Selecciones similares, con promedio de edad bajo, sobre todo del medio para arriba, y donde la mayoría tiene un Mundial de experiencia. Los dos apuestan al toque, son equipos con muchos vértigo y tienen su punto más fuerte en la faceta ofensiva. No se defienden bien. Creo que va a ser un partido abierto, con muchas llegadas y quizás goles. Creo que después de jugar su peor partido en el Mundial, Argentina levantará el nivel y terminará imponiéndose. Es una mezcla de deseo, análisis e intuición. Veo a Maradona y a los jugadores con una fe arrolladora y un hambre de gloria impresionantes. Por supuesto, todo acompañado de un tremendo poder ofensivo. Argentina no necesita elaborar mucho juego ni tener la pelota para fabricarse de la nada situaciones de gol. Sería bueno que pudiera tener la pelota, al menos para defenderse así y no sufrir como se sufrió el domingo pasado. Aunque es un camino complicadísimo, veo a Argentina en la final con Brasil”.

Alejandro Panfil (DiarioShow.com y Un Poco de fútbol): “Yo creo que va a ser un partido abierto y con muchos goles, lo que no sé-ni me animo a dar un palpito-es el ganador ni el resultado final. Argentina, si bien tiene un poder de gol tremendo, sufre mucho para recuperar y tener la pelota. Me parece que se debe ajustar ese aspecto más que ningún otro si no se quieren pasar papelones ante un equipo que luce más organizado en todas las líneas y que, además, juega muy bien. No me parece que vaya a ser un encuentro similar al de 2006, ya que este equipo argentino no va a especular como aquel, va a salir a buscarlo desde el primer minuto. Claro, debe cuidarse mucho cuando la pelota la tenga Ozil y mucho más si ésta le llega a Klose”

Juan Butvilotsky (conductor ESPN Report FM 107.9, sábados y domingos de 14 a 20): Creo que lo va a ganar el más certero, el que aproveche mejor las situaciones de un partido que tendrá muchas acciones de riesgo.La Argentina va a apostar otra vez al golpe por golpe, y sus seis atacantes son la carta ganadora. La Argentina es un monstruo de 12 puños”

Diego Ruscitti (TN y Centroygol): “Tengo esperanzas. Es la primera vez que veo una selección argentina madur. No contesta los chismes alemanes y no entra en pavadas sin sentido. ¡Se dedica a jugar! Y eso, en un cuartos de final de un Mundial, es lo mejor que podés hacer”

Muchas gracias a todos por la onda!!!

Archivado en: Sin categoría, , , ,

EQUILIBRAR PARA DESEQUILIBRAR

Por Martín Blotto*, especial para Rock And Ball

Alemania no tiene un jugador desequilibrante como Messi, tampoco un delantero veloz y con la capacidad de definición de Higuaín ni un optimista luchador con el talento de Tevez. Pero cuenta con las virtudes de un gran equipo: 1) una defensa sólida, porque los dos centrales son rápidos, firmes y con buen juego aéreo, y los laterales poseen dinámica, se suman al medio y también atacan con criterio; 2) Schweinsteiger y Khedira le dan equilibrio al medio y además distribuyen con criterio y llegan a posición de gol; 3) Ozil es un peligro constante por la técnica de su zurda y su capacidad para leer el juego; 4) Müller y Podolski son dos aviones por las bandas que cuando pisan el área lo hacen con eficacia; y 5) Klose es un animal de área, de cabezazo letal, oportunista, rebotero…

En definitiva, Argentina es superior a su rival de cuartos de final por la jerarquía individual de los tres delanteros, por el despliegue y corazón de Mascherano, la cabeza de Verón (sea titular o no su liderazgo puede ser fundamental en algún tramo del partido) y las manos de Romero (el arquero alemán, Neur, no transmite tanta seguridad). Aunque el equipo de Maradona es inferior en otros aspectos: ningún volante, excepto Verón, remata desde afuera del área como Schweinsteiger, Khedira o Podolski; ni Heinze ni Otamendi atacan como los laterales germanos; y si el juego desemboca en centros al área, algo muy probable en definiciones como estas, no hay un cabeceador como Klose (salvo que ingrese Palermo en los minutos finales).

Maradona es consciente también de que necesita sumarle dinámica al mediocampo para enfrentar a Alemania. Por eso, sería un acierto el ingreso de Jonás Gutiérrez. Di María podría ser clave cuando el cansancio le saque ritmo al partido y Verón, si el equipo se pone en ventaja y necesita “dormir” la pelota llevándola de lado a lado. De todas maneras, está claro que todas estas cuestiones tácticas y técnicas pueden quedar de lado con alguna genialidad individual, una jugada fortuita o un error defensivo. Pero justamente por eso se deben potenciar las virtudes propias e inhibir las del rival. En el equilibrio, Argentina podrá desequilibrar. Porque si no recibe goles, Messi o Higuaín son capaces de ganar el partido en un instante. Y esa no es una ventaja menor…

*Martín Blotto es periodista del diario Olé

Archivado en: Sin categoría, , , , , ,

¡¡AVISO IMPORTANTE!!

Rock and Ball es un blog que pretende informar, con un estilo desacartonado, sobre los hechos más salientes deportivos y musicales del país y del mundo. Aclaración: dijimos pretende, no que vamos a hacerlo.

Sos el visitante numero…

hit counter

Calendario rockanbolero

agosto 2017
L M X J V S D
« Jul    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

RSS Más info

Archivos

Colaboran...

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 4 seguidores

Twitter

Vos sos de…

free counters